Saltar al contenido

5 enemigos que aceleran el envejecimiento de la piel

Aléjate de estos enemigos invisibles que poco a poco acaban con la juventud de nuestra piel. Son muchos los factores y agentes externos que, sin saberlo, dañan nuestra apariencia joven. Es normal que estés interesado o interesa en conocer cuáles son estos, por lo que te recomendamos que sigas leyendo este articulo para que descubras los 5 factores que envejecen la piel.

LA CONTAMINACIÓN, PRINCIPAL CAUSA DEL ENVEJECIMIENTO CUTÁNEO

Si vives en una gran ciudad deberías estar muy preocupado por esto, más aun sabiendo que la contaminación no tiene ninguna frontera. De hecho, esta es el primer factor responsable del envejecimiento de la piel. Las micropartículas contaminantes son las más dañinas, además de ser también la causa de una tez encanecida y pueden generar una inflamación profunda al alterar la película hidrolipídica de la piel. Por lo tanto, recuerda limpiarte bien la piel por la mañana y por la noche con un gel purificante para aclarar la piel.

Está comprobado: las últimas investigaciones científicas demuestran que la contaminación hace que la piel de las mujeres envejezca un 10% más rápido que las que viven en el campo. El estudio, publicado en el Evening Standard de Londres se realizó entre 200 mujeres de entre 30 y 45 años que vivían en la ciudad o en el campo.

Los resultados de la investigación muestran que la mala calidad del aire aumenta el número de pacientes que padecen urticaria, dermatitis o eccema. De hecho, la contaminación destruye las proteínas queratínicas y, por lo tanto, provoca un envejecimiento prematuro de la piel.

LOS CIGARROS, TÓXICOS PARA LA PIEL

Las sustancias tóxicas presentes en el cigarro se infiltran en la sangre y ralentizan la síntesis de colágeno y elastina, que son quienes dan a la piel la elasticidad. Además, fumar disminuye el flujo sanguíneo a la piel y, por lo tanto, la priva de oxígeno. Una tez apagada, arrugas, líneas de expresión… Además de ser malo para la salud, fumar también es malo para la piel.

Está comprobado: Los dermatólogos del Hospital de la Universidad de Cleveland han demostrado los efectos desastrosos del tabaco en la piel, luego de un estudio realizado a dos hermanas gemelas de 52 años. Una nunca ha fumado mientras que la otra ha fumado un paquete de cigarrillos al día desde los 20 años. Los médicos pudieron observar, en la paciente que fumaba, un aumento muy marcado en el tamaño y profundidad de las arrugas en comparación con su hermana.

LA FALTA DE SUEÑO ACENTÚA LAS ARRUGAS

Un sueño de buena calidad limita los efectos del envejecimiento en la piel y sigue siendo el secreto para tener un cutis fresco y descansado. De hecho, tener noches más cortas acentúan las ojeras y las arrugas. Es necesario dormir de 8 a 9 horas para tratar de evitar una tez apagada y pálida en la mañana.

Está comprobado: en un experimento realizado por la marca de ropa de cama Bensons for Beds, a un grupo de 30 mujeres se les tomó una foto después de una noche de sueño de ocho horas y otra foto luego de solo cinco o seis horas de sueño, durante 5 días. Este experimento demostró que cuando dormían menos de siete u ocho horas eran más propensas a tener arrugas y manchas. Después de una noche de sueño más corta, las líneas finas y las arrugas aumentaron en un promedio del 45%.

LOS ALIMENTOS DEMASIADO DULCES FAVORECEN EL ENVEJECIMIENTO DE LA PIEL

Además del exceso de peso que promueven a más o menos largo plazo, el consumo excesivo de azúcar es la principal causa del aumento de las líneas de expresión y arrugas. A esto se le llama fenómeno de glicación. Pero no se trata de prohibirlos por completo de tu dieta, ya que las frutas y verduras, por ejemplo, son ideales para llenarte de vitamina A, la cual actúa favorablemente sobre las células y ayuda a regenerar los tejidos de la piel.

Está comprobado: según un estudio publicado en el British Journal of Dermatology, los investigadores explicaron que el azúcar difunde proteínas en el organismo que dañan la elasticidad de la piel, acelerando su envejecimiento. Al comparar un grupo de grandes consumidores de azúcar con uno que consumía poca azúcar, observaron que las extremidades de este último tenían una piel de aspecto más joven y menos arrugada que las demás.

EL ESTRÉS, EL OTRO ENEMIGO INVISIBLE DE TU PIEL

Cuando estás estresado, la sangre regresa a tus órganos vitales para proporcionarles más energía y oxígeno. Sin embargo, acá ocurre un pequeño inconveniente; como la piel no es un órgano vital, está menos irrigada y, por lo tanto, menos nutrida e hidratada por las células sanguíneas. Entonces se vuelve opaca y se regenera con menos facilidad. Además, dado que suele provocar expresiones faciales, el estrés puede ser responsable de las arrugas de expresión que, repitiéndose constantemente, quedan marcadas en la piel.

Está comprobado: según la directora general del Instituto Estadounidense del Estrés: “Los efectos nocivos del estrés son particularmente visibles: aumento de la sensibilidad de la piel, eczema, psoriasis, la rosácea o una piel seca crónica”